miércoles, 13 de abril de 2011

"Cuestión de fé"

En un año extraño, el CD Puertollano disputa la Final de Copa Federación y en el ambiente parece que se disputa un amistoso de pretemporada. Está siendo un año complicado. Lejos de realizar un balance pormenorizado de esta difícil temporada, hay que centrarse en la oportunidad histórica de ser el único equipo que pueda contar, entre sus vitrinas, con tres entorchados.

Cierto es que el año de “transición” está dejando un ambiente enrarecido, donde la palabra “cansancio” está siendo la más utilizada tanto a nivel interno del club como en su entorno. Hay una sensación extraña en el ambiente. Y me incluyo. En condiciones normales habría estado allí, pero mis obligaciones laborales, el cansancio y la falta de ilusión también me han echado para atrás.

Y a pesar de todo, me aferro a la idea de CREER. Las fuerzas no acompañan, pero siempre hay algo que me anima a pensar que es posible. El fútbol es un estado de ánimo. Y el que rodea al CD Puertollano no es el más adecuado para desbordar optimismo por los cuatro costados, pero si perdemos la esperanza, casi mejor ni preguntar por el resultado, casi mejor olvidarse del partido, y casi mejor ni hablar de fútbol.

El 0-2 de la ida hizo daño. Quizá porque el partido acabó en el minuto doce. Quizá porque al equipo le faltó capacidad de reacción. Quizá porque la afición no respondió como se esperaba y la ocasión merecía… y todo ello hizo que más de uno tirara la eliminatoria antes de tiempo.

Pero CREO en la palabra de los jugadores y del cuerpo técnico. Maestre viaja con lo mejor que tiene a tierras vascas. Se quedan los tocados y los que de manera infantil se quedan sin final por un momento de rabia, calentón o falta de inteligencia, llámenlo como quieran. Los que van son los mejores desde el mismo momento en que ayer se conocía la lista de convocados. Los mejores jugadores de mi equipo con el mejor entrenador de mi equipo.

CREO que el mensaje que han vendido estos días no puede ser falso. Saben que la Copa Federación es importante para su club, como saben que no es lo mismo cobrar treinta mil euros que noventa mil. Y saben que la eliminatoria está complicada. No hay derecho al fallo, solo valen aciertos, virtudes y jugar al 200%. Saben que van de víctimas y por méritos propios. Pero ese papel no les vendrá mal del todo en un partido en el que ya no tienen nada que perder y donde tienen todo por ganar.

Sinceramente, tras acabar el partido de ida en el estadio Ciudad de Puertollano, fui el primero en decir: “se acabó”. Pero luego con el paso de los días los jugadores son los que te van contagiando que ellos CREEN. Tienen las claves para conseguir la tercera Copa Federación para el club, tienen sus armas, y tienen fe… solo queda confiar en ellos y en la suerte del acompañe, que tan necesaria es en el mundo del fútbol.

Por tanto, solo nos queda una opción: CREER en ellos. No podemos perder una Final sin ni siquiera disputar los noventa o ciento veinte minutos, o sin soñar con llegar al menos a los penaltis y subir al cielo de Lemona la Copa Federación. Pese a que está todo en contra, yo CREO… es cuestión de fe ya no en unos jugadores y un cuerpo técnico, sino en un club, que está por encima de todo… Y ustedes… ¿CREEN?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada